CASTILLO SAN FELIPE DE BARAJAS

CASTILLO SAN FELIPE DE BARAJAS

El Castillo San Felipe de Barajas está situado sobre un cerro llamado San Lázaro y fue construido en 1536 por los españoles. Sufrió constantes ataques por parte de los ingleses y franceses, siendo el comandante Francés de Pointis quien tomara el castillo a mediados de 1697. A lo largo de toda su historia, la fortificación militar ha sufrido varias remodelaciones . Hoy en día sirve como un atractivo turístico y es el lugar de importantes eventos y reuniones sociales. En Abril del 2012 fue el escenario de la cena de bienvenida en la celebración de la VI Cumbre de las Américas.
En 1984, la Unesco incluyó el Centro Histórico de la ciudad de Cartagena de Indias, el conjunto de sus fortificaciones y el castillo San Felipe de Barajas dentro de la lista de Patrimonio de la Humanidad.
Se le considera una de las siete maravillas de Colombia,  una de las más grandes estructuras construidas en territorio colombiano . Hace parte del patrimonio histórico y cultural de Colombia.
La construcción del castillo San Felipe de Barajas se dio en 1536 por militares españoles y esclavos africanos. Se utilizaron materiales propios de la época como el ladrillo y la roca, y su ubicación geográfica (colina de San Lázaro) debido a la excelente elevación del terreno (cuarenta metros sobre el nivel del mar) era el lugar mas estratégico de la ciudad para la defensa militar. Gracias a esta considerable altura, se divisaba cualquier movimiento del enemigo y por consecuencia, se minimizaba el tiempo de reacción sobre cualquier intento de invasión.
El fortín protegía a la ciudad de los ataques de los piratas franceses comandados por Francés de Pointis en 1697 y de los ingleses liderados por el militar Edward Vernon .
Blas de Lezo (su verdugo y protector del pueblo)  defendió la ciudad valerosamente con solo con 3600 hombres y seis buques del ataque en 1741, del pirata Vernon a quién se le había encomendado la misión de atacar y destruir la ciudad acompañado de una tropa que excedió los 27 000 soldados, junto con 186 buques y 2000 cañones perdió en su intento.
Se le considera una obra de ingenieria militar impresionante por su eficiencia y capacidad de controlar al enemigo. Cuenta con una entrada principal, la plaza de armas, la residencia del castellano, una garita de guardia, una Santa Bárbara, una cocina, un aljibe, el tendal para el artillero, emplazamientos de artillería, galería subterráneas y algunos lugares destinados al almacenamiento de pólvora.

Es sitio de gran importancia y recomendamos su visita. Deben llevar sombrero y mucho liquido porque el recorrido tarda un par de horas y gran parte es exterior. Recomendamos que quienes tengan un poco de claustrofofia no bajen por los tuneles ya que son estrechos .