CAMELLÓN DE LOS MÁRTIRES

Camellón de los mártires

El objetivo del español Pablo Morillo en el momento de la reconquista cuando llego a Cartagena de Indias  era dar un escarmiento ejemplar  y la mejor manera de hacerlo fue enjuiciando y ejecutando en plena plaza pública a los más reconocidos dirigentes de la ciudad. Nueve fueron los seleccionados para la pena capital, los cuales se juzgaron  sin defensa legítima.

De esta manera el 24 de febrero del año 1816 los mártires son llevados al sitio de ejecución, en las afueras del centro amurallado, cerca de la Ciénaga de la Matuna, y sus cadáveres fueron sepultados en una fosa común en el Cementerio de Manga.

Hoy el  Camellón de los Mártires es un monumento recientemente restaurado y un paso obligado entre el Centro  Historico y  el barrio Getsemaní. Contiguo a este importante lugar esta el conocido y tambien importante Centro de Convenciones de Cartagena que le dió un marco de interés al Muelle de los Pegasos y a la Bahia de Cartagena. 

A través de la historia tuvo varios nombres dentro de los que esta matadero, Centenario e Independencia. En 1916 durante la conmemoración de los Cien años del Fusilamiento de los nueve Próceres, el consejo Municipal como tributo ordenó que se denominara de los Mártires.